El sistema financiero internacional desembolsó US$420,8 millones al sector privado hondureño durante 2010.

Un reporte del Banco Central de Honduras (BCH) revela que US$255,5 millones fueron recibidos por el sector privado financiero y US$165,3 millones por el sector privado no financiero.

Por su parte, el servicio de la deuda externa ascendió a US$401,1 millones, de los que US$387 millones corresponden a amortizaciones y US$14,1 millones a costos financieros (incluye intereses y comisiones).

Del total de amortizaciones, US$236,1 millones fueron realizadas por el sector financiero y US$150,9 millones por el sector privado no financiero.

En tanto, los costos financieros fueron pagados así: US$7,6 millones por el sector financiero y US$6,5 millones por el sector no financiero. En ese sentido, el saldo de la deuda externa se ubicó en US$917,9 millones, monto superior a los US$884,1 millones del año 2009.

La participación de la deuda externa del sector privado con relación al PIB se ubicó en 6% a diciembre de 2010, de acuerdo con el Banco Central de Honduras.