La misión técnica del Fondo Monetario Internacional comenzó este lunes con la revisión de las metas indicativas correspondientes al primer trimestre de 2011.

Es la segunda evaluación trimestral del programa económico que Honduras y el FMI firmaron el año pasado y que está en vigencia desde el 1 de octubre de 2010 hasta el 31 de marzo de 2012.

William Chong Wong, secretario de Finanzas, dijo, que las cifras habían sido enviadas con anterioridad a Washington para que la misión técnica que dirige Przemeck Gadjezcka iniciara la revisión preliminar, la que se extenderá del 16 al 26 de mayo en esta ciudad, tiempo en el cual hay programada una serie de reuniones con autoridades de la administración de Porfirio Lobo Sosa, así como con representantes de otros sectores.

La propuesta

El gobierno de Honduras, a través de sus gobernadores propietario y suplente, María Elena Mondragón, presidenta del BCH, y William Chong Wong, respectivamente, enviaron una carta al director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn para exponerle los alcances del acuerdo económico.

En la parte inicial de la misiva, la que tiene fecha 12 de abril de 2011, los funcionarios hondureños informan que cumplieron ampliamente con los compromisos adquiridos en el marzo del programa, así como con la aplicación de las reformas estructurales negociadas.

Además, Mondragón y Chong Wong aseguran que los compromisos de reformas estructurales acordados para el enero-marzo de 2011 "o bien se cumplieron en la fecha de revisión del programa o han avanzado significativamente hacia su cumplimiento".

Sin embargo, una de las partes más importantes de la carta es la propuesta del gobierno de Honduras de actualizar el programa económico y el marco de políticas para 2011-2012.

"Se propone asimismo un conjunto de criterios de desempeño cuantitativos y metas estructurales para junio, septiembre y diciembre de 2011".

Las autoridades hondureñas consideran que las medidas negociadas en el arreglo son adecuadas para alcanzar los objetivos del programa, pero "nos comprometemos a adoptar medidas adicionales en caso que sean necesarias para alcanzar dichos objetivos".

Previamente habrá una coordinación con el Fondo Monetario Internacional para la adopción de medidas adicionales. El gobierno tiene pendiente la aprobación de la Ley Antievasión, la que se espera sea promulgada en el transcurso del presente año por el Congreso Nacional.

No a la devaluación

En la carta enviada a Dominique Strauss-Kahn, la administración Lobo Sosa ratifica que no habrá devaluación de la moneda nacional, o sea el lempira.

"Durante el programa, el gobierno no introducirá ni intensificará restricciones cambiarias, ni establecerá prácticas de tipos de cambio múltiples o restricciones a las importaciones por motivos vinculados a la balanza de pagos, y continuará cumpliendo con todas las obligaciones contempladas en el Artículo VIII del Convenio Constitutivo del FMI".

El tipo de cambio del lempira respecto al dólar estadounidense se mantiene en 18.89 lempiras para la compra y 19.02 lempiras para la venta desde octubre de 2005.