Primero fue el pollo, después la harina de trigo y por último la leche. Ahora es el aceite vegetal, el café, las pastas, los jabones, los lácteos y los huevos que están siendo arrastrados por la escalada de precios tras el vencimiento del decreto de congelamiento de los productos de la canasta básica en Honduras.

Un monitoreo realizado por los directivos de las ferias del agricultor de la capital confirman las denuncias de las amas de casa. "Todos los productos industrializados como café, jabón, harinas y pastas han aumentado", indicó Jimmy Ponce, presidente de la Feria del Agricultor de Tegucigalpa.

Mientras llega el alza a la tarifa eléctrica, los bolsillos del pueblo hondureño ya sienten el impacto de los combustibles, que esta semana registraron el aumento más alto desde 2009, al pasar 82 lempiras (US$4,25) por galón de gasolina superior.

Los huevos, uno de los alimentos básicos para los hondureños, reportan un aumento de entre cuatro y cinco lempiras por cartón. Mientras la libra de pollo pasó de 22 (US$1,14) a 25 lempiras (US$1,29), según los resultados de este monitoreo.

Otro de los productos que están más caros son los lácteos, que tras el alza de 1,30 de lempira al litro de leche, registran un aumento de un lempira. Productores e industriales continúan negociando cómo se dividirán ese incremento, pues los primeros quieren la mitad de ese ajuste que tiene ahora a los capitalinos pagando 17,50 lempiras (US$0,90) por litro de leche.

Mientras, las autoridades de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) no garantizan que este sea el último aumento que tenga el producto, ya que el control de precios, afirma su titular Jacobo Regalado, le corresponde a la Secretaría de Industria y Comercio (SIC).

Congelamiento. Mientras crecen las denuncias porque se está pagando más por los productos básicos en la mesa de los hondureños, las autoridades de la SIC continúan analizando si estos aumentos merecen un nuevo congelamiento. Los inspectores de la SIC realizan monitoreos para medir los aumentos y ver si, según indicó el ministro Francisco Zelaya, merecen ser llevados al Congreso Nacional para proteger el bolsillo del pueblo.

Y aunque el funcionario había indicado que llevaría el tema ante el Consejo de Ministros realizado ayer, habrá que esperar los resultados de las reuniones entre productores, industriales y gobierno.