La segunda ronda de negociaciones bilaterales para el tratado de libre comercio entre Honduras y Canadá comenzó este lunes, donde 14 representantes del gobierno canadiense, encabezados por Jean Benail Leblanc, retomarán el diálogo que comenzó hace 10 años.

Para Canadá, Honduras es un mercado con muchas oportunidades. Leblanc recordó las declaraciones del canciller canadiense Peter Van Loan, "la economía es una prioridad para el gobierno de Canadá y Honduras ofrece oportunidades muy importantes para la gente de negocios y trabajadores canadienses".

Las expectativas giran en torno a que se desarrollen programas laborales que beneficiarían a unos 70.000 hondureños.

La misión canadiense está integrada por funcionarios de la Cancillería, del ministerio de Agricultura y de Desarrollo Social, mientras que por Honduras la conforman negociadores de tratados comerciales de la secretaría de Industria y Comercio, dirigidos por Melvin Redondo.

En los primeros 11 meses de 2010, las exportaciones de mercancías de Canadá en el mundo aumentó un 20%, y Honduras quiere incrementar su participación en ese porcentaje. Canadá tiene actualmente acuerdos comerciales con siete países en las Américas.

Comercio. Actualmente la balanza comercial entre Honduras y Canadá registra un superávit favorable para el país centroamericano. Según datos del Banco Central de Honduras, en 2008 Honduras cerró con un déficit de US$28 millones, al exportarse US$51,1 millones e importarse US$79,2 millones.

En 2009 las exportaciones fueron de US$42,9 millones y las importaciones US$35,9 millones, por lo que se reportó un superávit de US$7 millones.

Mientras que a noviembre de 2010, la balanza comercial estaba a favor de Honduras con US$8,3 millones. Las exportaciones se registraron en Us$42,3 millones, contra US$33,9 millones en las importaciones.

La principal relación comercial hasta el momento ha sido en el rubro de la minería. Santos Gavino Carbajal, presidente de la Asociación Nacional de Minería Metálica de Honduras, dijo que el TLC es favorable para ambos países y más si la balanza está inclinada a favor de Honduras.

"Este tratado comercial está creando, para Honduras, en el mercado canadiense, un aumento de entre US$8 y US$10 millones", agregó.

Además, señala que hay muchos productos que antes no tenían cabida en Canadá, ahora tienen la oportunidad de ingresar a un mercado más grande.