Montevideo. En 2015 América Latina tendrá un crecimiento negativo, explicado en parte por la situación de Venezuela. Sin embargo, la economía uruguaya se expandirá en el entorno de 1,5%, guarismo que llegará a 1,8% en 2016 y 2,6% en 2017. Estas son algunas de las proyecciones que elaboró el Departamento de Investigación Económica del Grupo HSBC, y que se divulgaron en el marco de la conferencia sobre inversiones "Oportunidades en mercados interconectados" que el banco brindó el pasado miércoles.

El Head of Wealth (principal asesor a nivel de banca de inversión) de HSBC Uruguay, Carlos Saccone, dijo que la economía latinoamericana está "claramente estancada a nivel de crecimiento y existen problemas estructurales". De acuerdo a las estimaciones del banco, la economía de la región se contraerá 0,1% este año, "recién recuperándose en 2016 y 2017", indicó Saccone. En este contexto, el ejecutivo destacó que Uruguay seguirá creciendo pese a la situación que atraviesa la región.

Por el lado de la inflación y el tipo de cambio, en tanto, Saccone dijo que estarán "alineados con una inflación similar a la depreciación del peso contra el dólar". Acerca de la primera, expresó que "probablemente" no superaría el 10%. Para fines de 2015, HSBC pronostica que llegue a 9,7%, para descender algunas décimas en 2016 (9,3%) e incluso un poco más para 2017 (9,1%).

Según las proyecciones de la institución financiera, el dólar terminaría 2015 en $30,6 y alcanzaría los $33,6 un año más tarde. Saccone sostuvo que "los analistas se focalizan en el medio vaso vacío" a la hora de analizar la situación de Uruguay, y en los temas sobre los que "poco se puede discutir porque" se está de acuerdo, como seguridad pública, infraestructura y educación pública, enumeró.

"Lo que se menciona un poco menos es que hemos hecho un manejo muy profesional de la deuda pública, que tenemos un sistema financiero saneado completamente y que el precio del petróleo nos favorece y más aún que haya pocas expectativas de su recuperación, porque somos netos importadores. Además que el país ha sabido reducir su exposición a Argentina a todo nivel, con excepción del turismo dado que no nos podemos mudar", fundamentó.

El experto agregó que Uruguay crecerá en 2015 por decimotercer año consecutivo, y que si se cumplen las proyecciones de crecimiento para los dos años próximos realizadas por el banco, se completará "el ciclo de crecimiento consecutivo más largo desde el año 1870".

Por su parte, el director para América Latina de MFS Investments, el argentino Florencio Mas, se refirió al escenario que dejaron las elecciones celebradas en Argentina una semana atrás, y dijo que en función de quién entre a la Casa Rosada en diciembre –el oficialista Daniel Scioli o el opositor Mauricio Macri– "los resultados pueden ser radicales".

Mas apuntó que "es muy diferente cómo ve el mercado a Scioli de cómo ve el mercado a Macri. Scioli ha sido mucho menos explícito sobre lo que debe hacer, que es negociar desde el día uno con los holdouts y salir a emitir deuda a tasas más razonables de las que paga Argentina hoy. Macri fue mucho más explícito y dijo desde el día uno que el cepo se puede levantar, y eso en la jerga económica significa 'vamos a negociar con los fondos buitres'".

En relación a la situación actual en China, Mas afirmó que lo que ocurrió en el gigante asiático fue una "corrección". Dijo que estas son "normales" en el mercado (entendiéndolas como caídas del mercado accionario en el entorno de 10%). "Tenemos que mantener la calma, más del 60% de las correcciones no vienen acompañadas de una recesión", afirmó.