Pekín. China "se apegará firmemente" a su propia senda para reformar el yuan, dijo residente Hu Jintao en una reunión con su par estadounidense, Barack Obama, enfatizando que Pekín no sería presionado por otras naciones para cambiar su política monetaria.

Encarando un coro de llamados estadounidenses para dejar que el yuan se fortalezca, Hu dijo que China basaría cualquier decisión en sus necesidades económicas y sociales y recalcó que flexibilizar su tipo de cambio no sería la panacea para los problemas que afligen a la mayor economía del mundo.

"La apreciación del yuan no equilibraría el comercio chino-estadounidense, ni resolvería el problema del desempleo en Estados Unidos", reportó el martes la agencia de noticias china Xinhua, en una versión de la reunión bilateral que se realizó en Washington.

Pekín congeló la tasa canmbiaria del yuan frente al dólar desde mediados del 2008 para ayudar a su economía a afrontar la crisis mundial, pero el impulso de recuperación de China ha provocado críticas sobre su política y las expectativas del mercado de que está cerca de reanudar la apreciación.

Hu dijo que China no busca un superávit comercial con Estados Unidos y que le gustaría incrementar sus importaciones desde el país, agregó el reporte. Para tal fin, el líder chino instó a Estados Unidos a relajar sus controles de exportación sobre los productos de alta tecnología.

Hu se entrevistó con Obama en el marco de una cumbre de seguridad nuclear.

Obama reiteró su llamado a una mayor flexibilidad del yuan, pero ocupó una retórica cuidadosa para centrarse en convencer a China de que respalde la aplicación de sanciones más duras contra Irán por su negativa a suspender sus labores de enriquecimiento de uranio.

Hu manifestó que China deseaba fortalecer el diálogo y la coordinación con Estados Unidos sobre la disputa nuclear con Irán, además de una serie de otros temas, desde el cambio climático a las actividades nucleares de Corea del Norte.

La mayor parte del reporte de Xinhua estuvo dedicado a lo que Hu dijo sobre la economía y el yuan.

"China se apegará firmemente a una senda para reformar el mecanismo de formación de tipo de cambio del yuan basada en nuestras propias necesidades económicas y sociales", declaró Hu al presidente estadounidense, de acuerdo a Xinhua.

"Al realizar reformas, consideraremos cuidadosamente los eventos y cambios de la economía mundial y la condición económica de China", añadió.

La economía mundial se encuentra en un momento clave de su recuperación de la crisis financiera, con muchas incertidumbres sobre el futuro, dijo Hu.

Tanto China como Estados Unidos encaran difíciles tareas en promover el crecimiento económico, crear empleos y cambiar sus estructuras económicas, expresó.