Budapest. Hungría cumplirá con sus compromisos internacionales, dijo este martes su primer ministro, quien no quiso hacer comentarios sobre la caída de los mercados en la víspera tras suspenderse el fin de semana las negociaciones con los organismos de crédito internacionales.

"No deseo interferir en la cuestión de los mercados. Reaccionan como reaccionan", dijo este martes el primer ministro, Viktor Orban.

"Hungría cumplirá con las obligaciones internacionales comprometidas. Eso es lo que puedo hacer en el interés de los mercados", agregó.

El sábado, se suspendió la revisión de un acuerdo de financiamiento por 20.000 millones de euros firmado con el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea en octubre del 2008, después de que los prestamistas no viesen suficiente claridad en el camino futuro de la política económica.

Orban dijo que en virtud de este acuerdo, Hungría debe recortar el déficit público al 3,8% del Producto Interno Bruto este año, pero que esto no tenía ninguna relación con otros aspectos de la política económica.

"El acuerdo firmado entre el FMI y Hungría en 2008 vence en octubre de este año. Hay un único hecho registrado en este acuerdo, que es el de que Hungría debe tener un déficit presupuestario del 3,8% del PIB en el 2010", afirmó.

"Nuestro acuerdo no dice nada de cómo tenemos que conseguir este objetivo. Es nuestra responsabilidad nacional exclusiva, la elección y el calendario de las herramientas", dijo.