Budapest. Las negociaciones de Hungría con el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea se rompieron este sábado, después de que el gobierno se negara a aplicar las medidas de austeridad fiscal para alcanzar el objetivo de reducción de déficit de este año.

"Dijimos que no podemos aplicar nuevas medidas de austeridad... Ese es el problema de que estemos en el quinto año de medidas de austeridad", dijo el domingo el ministro de Economía, Gyorgy Matolcsy en una entrevista con el canal privado HirTV.

El FMI y la UE se retiraron el sábado de las negociaciones para revisar la línea de crédito de 20.000 millones de euros, lo que permitiría al país recibir el resto de su crédito, que expira en octubre.