Rio de Janeiro. El estímulo monetario y la estabilización de las condiciones globales deberían ayudar a que el crecimiento de América Latina se acelere en el 2013, aunque la apreciación de las monedas en la región resalta la necesidad de reformas de productividad, dijo este jueves el Instituto de Finanzas Internacionales (IFI).

El influyente grupo de banqueros prevé un crecimiento del 4,5% para la región el próximo año y una expansión del 3,7% para este, frente al avance del 4% registrado en el 2011.

La desaceleración pronosticada para este año se debe a que la crisis de deuda de Europa debilitó las exportaciones y redujo la confianza, dijo el IFI en su reporte.