El Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés) ha alertado de que la deuda a nivel global experimentará un incremento "de forma dramática" debido a la respuesta fiscal puesta en marcha por los países para hacer frente a los retos de la crisis generada por el coronavirus Covid-19.

En un informe publicado este martes, la entidad ha alertado de que la emisión de deuda se elevó el mes hasta US$2,1 billones, frente a la media mensual de US$900.000 millones entre 2017 y 2019.

Además, el IIF ha destacado que los países se enfrentan a esta crisis con menos espacio fiscal para hacerla frente del que tenían en 2008. En concreto, la deuda global ha crecido en un 40% con respecto a sus niveles de hace 12 años, lo que equivale a un alza de US$87 billones.

Solo en 2019, la deuda creció en US$10 billones, hasta US$255 billones, lo que equivale al 322% del PIB mundial.

Por segmentos, la deuda de empresas no financieras se sitúa en US$74,2 billones, seguida por la deuda soberana, con US$70 billones, la del sector financiero, con US$63,1 billones y la de los hogares, con US$48 billones.

Según los cálculos del organismo, si los niveles de nuevas emisiones se duplican con respecto a 2019 y la economía se contrae un 3% debido a la crisis del coronavirus, esto significará que la ratio de deuda sobre el PIB se elevaría en 20 puntos porcentuales, hasta situarse en el 342%.

No obstante, el IIF ha asegurado que gran parte de sus estimaciones "depende de en qué medida se contenga y trate el virus cómo de bien pueda apoyar la respuesta fiscal a los segmentos más vulnerables de la economía, particularmente pequeñas y medianas empresas y hogares de bajos ingresos".