Durante el primer trimestre de este año, es posible que la economía mexicana no registre un crecimiento, debido a que en los primeros meses del año se vivió mucha incertidumbre por las políticas del presidente estadounidense Donald Trump, que ocasionaron un desplome en la confianza del consumidor, indicó Jonathan Heath, integrante del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

"Básicamente estamos hablando de una tasa negativa en el primer trimestre, pero muy cercano a cero, es decir puede ser —0.1 o -0.2%—, estimamos una recuperación en el segundo o tercer trimestre del año (...) el IMEF estima que, al cierre del año, el Producto Interno Bruto (PIB) crezca un 1.4 por ciento".

En conferencia de prensa, indicó que, si bien no se verá una recuperación robusta a lo largo de este año, la economía mexicana podría fortalecerse con una posible recuperación de la confianza del consumo interno.

“No es que las reformas fallaron, sino que el entorno económico que se enfrentó es diferente al que se habían anticipado. Nadie esperaba que Reserva Federal que después de mantener una política monetaria expansiva sin precedentes, empezaran a cambiar a una zona neutral”.