En su encuesta de noviembre, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) elevó a 2,25%, desde 2,2 del sondeo de octubre, su estimación de crecimiento para la economía de México en 2015.

Con base en la mejoría observada en algunos indicadores, dijo esperar que el Producto Interno Bruto (PIB) del país se expanda hasta 2,3% este año.

Explicó que dichos indicadores no sugieren un gran estímulo al crecimiento, pero perfilan a un moderado cambio de tendencia en la evolución del PIB.

El ajuste al alza en noviembre a la estimación del PIB 2015 es el primero que realiza el organismo en ese sentido en lo que va del año.

Esto, porque de enero a octubre ajustó a la baja su estimación mensual, por lo que con la revisión al alza que realizó en noviembre ya efectuó un cambio de tendencia, al menos en sus expectativas.

En comunicado afirmó que los indicadores de la economía mexicana han mostrado algunas mejorías, que si bien no espectaculares apuntan hacia una actividad económica de moderado dinamismo en algunos sectores.

Destacó crecimientos en los indicadores de consumo de las familias mexicanas, en ventas de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), de generación de empleos formales, en la actividad industrial y en el otorgamiento de crédito al sector privado, por citar algunos.

Destacó el “excelente” resultado en materia de inflación, la cual registró en octubre una tasa de crecimiento de 2.48%, la menor desde que se tiene registro y mantuvo en 2,8% su estimación para 2016, al tiempo que advirtió que los actos terroristas en Francia tendrán consecuencias negativas sobre la economía.