Santiago. La importación de acero laminado proveniente de China alcanzó en América Latina las 6 millones de toneladas entre enero y septiembre de este año, lo que supone un aumento del 54% respecto del mismo periodo de 2013, indicó la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero).

Según el informe de Alacero, las importaciones chinas de acero laminado a la región crecieron en septiembre un 11% interanual, lo que consolida a Latinoamérica como el segundo principal destino de ese producto, con el 10,3% del total, solo superada por Corea del Sur con el 14%.

Los principales destinos latinoamericanos para el acero laminado chino en los primeros nueve meses de 2014 fueron Brasil (25%), Chile (16%) y Centroamérica (14%).

En este período, los países que experimentaron mayores crecimientos en sus importaciones de laminados desde China, respecto al mismo período de 2013, fueron Argentina (136%), México (136%), Paraguay (123%) y Colombia (103%), precisó el informe.

Por productos, los llamados "aceros planos" representaron el 67% de las importaciones desde China a América Latina (4 millones de toneladas), entre enero y septiembre de este año.

Además, en el mismo período, se recibieron desde China 1,6 millones de toneladas de aceros largos, concentradas especialmente en alambrón y barras.

Alacero llamó la atención sobre la competencia desleal y los subsidios gubernamentales de las empresas chinas en el mercado del acero laminado, una situación que perjudica a sus competidoras latinoamericanas.

En ese sentido, la entidad pidió en su último congreso anual, celebrado en México a principios de noviembre, que los gobiernos de la región aseguren la competitividad frente a la industria china e investiguen las denuncias de competencia desleal.