Washington. Un salto en las importaciones de bienes de consumo y otros productos elevó el déficit comercial de Estados Unidos de febrero a US$39.700 millones, aunque el influyente déficit bilateral con China fue el más bajo en casi un año, según un informe del Gobierno conocido este martes.

Una demanda más fuerte en Estados Unidos generó un alza de las importaciones de 1,7% durante el mes, a US$182.900 millones, mientras que las exportaciones sólo aumentaron 0,2%, a US$143.200.

El registro de envíos al exterior es el mejor desde que explotó la crisis financiera global en octubre de 2008.

Los analistas esperaban que el déficit comercial subiera en febrero a cerca de US$38.500 millones.

El Departamento de Comercio redujo levemente su estimación del déficit de enero a US$37.000 millones.

El economista Cary Leahey de Decision Economics en Nueva York dijo que el déficit ligeramente mayor de lo esperado podría llevar a los analistas a reformular sus estimaciones decrecimiento económico de Estados Unidos en el primer trimestre.

"La gente ha estado elevando sus proyecciones para el PIB del primer trimestre hacia 4%, y esto desluce un poco esa posibilidad. Hay un repunte en la economía subyacente, pero el reporte comercial sugiere que la mayor parte del beneficio podría haber ido a la producción en el exterior y no a la interna", afirmó.

Las importaciones de bienes de consumo como fármacos, electrónica, juguetes y ropa, y de servicios externos como viajes, fueron las más altas desde octubre de 2008.

Las importaciones de insumos industriales y materias primas fueron las mayores desde noviembre de ese mismo año.

Las importaciones desde China descendieron 7,2% en febrero, a US$23.400 millones, las más bajas desde mayo del año pasado, y el déficit comercial con el gigante asiático se estrechó a US$16.500 millones, el más pequeño desde marzo de 2009.

La reducción del déficit podría darle un tiempo adicional al presidente Barack Obama para persuadir a China de elevar el valor de su moneda antes de que legisladores estadounidenses concreten sus amenazas de aprobar una legislación que aplique aranceles adicionales a los productos chinos.

El presidente chino, Hu Jintao, dijo a Obama el lunes que China no se dejaría llevar por la presión extranjera para revaluar el yuan, sino que se guiará por sus propias necesidades domésticas.

Pero Hu también prometió que "China se apegará firmemente a un ritmo de reforma del mecanismo del tipo de cambio del yuan", según un informe de la agencia oficial de noticias china Xinhua sobre la reunión de Obama y Hu.

El propio dato mensual de China el sábado mostró un déficit comercial de US$7.240 millones en marzo, la primera vez que su balanza está en rojo desde abril de 2004.

Las importaciones estadounidenses de petróleo crudo en febrero fueron las más bajas desde febrero de 1999. El precio promedio del petróleo importado bajó casi un dólar respecto a enero, a US$72,92 dólares, pero fue 85,9% más alto que en febrero del año pasado.

En tanto, un informe del Departamento de Comercio mostró que el alza de los precios del petróleo en marzo impulsó los precios generales de las importaciones, que anotaron una subida del 0,7 por ciento, tras caer un 0,2 por ciento en febrero.