Los precios de las importaciones en Estados Unidos anotaron su mayor caída en nueve meses en noviembre ante el declive de los costos del petróleo, y con una inflación importada que podría seguir contenida ante la fortaleza del dólar.

El Departamento del Trabajo dijo el martes que los precios de las importaciones bajaron un 0,3% el mes pasado, tras un avance revisado a la baja de 0,4% en octubre.

La caída del mes pasado fue la mayor que registra el indicador desde febrero y tuvo lugar después de dos meses consecutivos de incrementos.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que los precios de las importaciones tendrían una baja de 0,4% el mes pasado, tras el avance de 0,5% en octubre que se informó previamente.

En los 12 meses hasta noviembre, los precios de las importaciones cayeron un 0,1%, su menor declive desde julio de 2014, tras la baja de 0,3% en el año hasta octubre.

El reporte también mostró que los precios de las exportaciones declinaron un 0,1% en noviembre tras subir un 0,2% en octubre. En la comparación interanual, el indicador cayó un 0,3%.