Las compras al principal socio subieron 42% el año pasado al cerrar en US$17.630 millones, mientras las exportaciones cayeron 10%. El superávit comercial disminuyó 31% y se dejaron de percibir US$9.800 millones.

Las importaciones venezolanas desde Estados Unidos registraron un monto de US$17.630 millones en 2012, 42% más que en 2011, según las cifras del Departamento de Comercio.

Con este resultado, las importaciones desde el principal socio comercial superaron el récord establecido en 2008 cuando se adquirieron mercancías por US$12.612 millones.

La mayor cifra de la factura la registra productos para refinería con US$3.400 millones, un alza de 387% con respecto a 2011. El Gobierno, en la vocería del ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez ha insistido en que se debe a la necesidad de comprar productos químicos necesarios para la refinación de crudo producido en el país. En esa partida arancelaria, es donde se evidencia la mayor subida durante 2012 y que abultó la cifra en comparación con el año anterior.

Estados Unidos es uno de los principales proveedores venezolanos de maquinarias, equipos electrónicos, transporte y alimentos. Los montos en esos rubros son los de mayor extensión en la listas de importaciones y registraron importantes variaciones en 2012.

2371En contraste con 2011, la compra de maquinarias, sin incluir las de tipo eléctrico, registró un alza de 32% al facturar US$3.279,9 millones el año pasado; los productos de computación y electrónicos subieron 9,9% al cerrar en US$2.150,7 millones; mientras el monto de los relacionados con transporte se incrementó 36% y los químicos culminaron con un alza de 9% al reportar un monto importado de US$2.635,6 millones.

Por otro lado, las cifras del Departamento de Comercio detallan que la compra de alimentos agrícolas subió 38% en 2012, al llegar a US$836,7 millones, liderado por la adquisición de maíz (US$404,3 millones) cuya cifra casi se duplicó en comparación con 2011, y el trigo (US$264,1 millones) que subió ligeramente. Dentro de otra categoría de productos comestibles destacó el aceite de soya con un monto de US$418,7 millones el año pasado contra los US$333,5 millones del año anterior.

Superávit en baja. Tanto el volumen como los montos de las exportaciones hacia EE.UU. disminuyeron 10% en 2012, en comparación con 2011. Venezuela despachó US$340,2 millones de barriles hacia ese destino el año pasado, perdiendo la cota del millón de barriles diarios promedio que tenía en 2011, de acuerdo con los datos del Departamento de Comercio.

En estas circunstancias, y a pesar de que la cesta petrolera venezolana se mantuvo en una media superior a $100 el barril en 2012, los ingresos por ventas a Estados Unidos cayeron a US$38.727 millones, desde los US$43.253 millones del año anterior, la primera caída desde 2009 cuando se precipitaron a causa de la crisis financiera internacional.

Esta baja, sumada al alza de las compras, ocasionó una caída en el superávit comercial en los negocios con el socio del norte en 31,7%, según los datos del Departamento de Comercio. Estas cifras señalan que el saldo de restar las exportaciones de las importaciones (balanza de comercio exterior) se ubicó en US$21.097 millones. En la práctica, Venezuela dejó de percibir en 2012, US$9.800 millones en comparación con 2011.