Las importaciones realizadas durante el primer semestre de este año reflejan una caída de 21,8% y se colocan en el nivel más bajo desde hace cuatro años. Todo parece indicar que 2014 será el año en el que definitivamente se quiebre el boom de las importaciones que tuvo el país en períodos anteriores.

Desde 2013 las compras externas de Venezuela comenzaron a disminuir en comparación con otros años, especialmente en 2011 y en 2012 cuando alcanzaron los US$54.767 millones.

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó que las compras externas ejecutadas por Venezuela cerraron junio en US$17.351 millones, de las cuales 58,8% fueron realizadas por el sector privado y 41,2% por el sector público. Mientras que en el primer semestre de 2010, el monto de las importaciones fue de US$15.014 millones.

Las cifras oficiales reflejan igualmente que en el mes de junio de 2014, se registró el menor monto en compras en el exterior no solo de los primeros seis meses de 2014, al ubicarse en $2.323 millones, sino también desde febrero de 2010 cuando finalizaron en US$2.181 millones.

El pasado mes de marzo las importaciones alcanzaron la cifra más alta del primer semestre de US$3.400 millones. Sin embargo, esto no fue suficiente para igualar los montos de períodos anteriores.

Analistas señalan que el Gobierno enfrenta fuertes restricciones para incrementar la oferta de divisas y existe una clara tendencia de aumento en las importaciones públicas. Destacan que la prioridad en la asignación de los recursos en dólares es la importación de bienes de primera necesidad y que los actuales niveles de escasez de estos rubros prioritarios son evidencia de que la asignación, aunque mayoritaria, ha sido insuficiente.