Los importadores guatemaltecos denunciaron que México ha retenido unos 250 contenedores procedentes de Asia, con mercadería valorada en $5.000 millones (US$642 millones) por considerarla producto pirata.

La mayoría de artículos retenidos son zapatos, juguetes y ropa, que estaba destinada para la venta en la temporada navideña, aseguró la Cámara de Comercio de Guatemala.

“Estamos preocupados por el impacto y las pérdidas que ha generado a los importadores, por que no se concretaron ventas navideñas durante el 2010”, dijo Juan José Cabrera, director ejecutivo del gremio, al periódico guatemalteco Prensa Libre.

México argumenta que incautó la mercadería como sospechosa de contrabando y de violación a los tratados de propiedad intelectual.

La Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra los Derechos de Autor y la Propiedad Industrial de la Procuraduría General de la República Mexicana fue la responsable de suscribir la medida.

“Es una violación al comercio internacional, ya que México no puede aplicar normas para terceros países”, dijo al matutino Luis Rolando Coronado, presidente de la Asociación de Navieros de Guatemala (Asonav).

El representante naviero se refiere a que México mantiene un convenio bilateral con Estados Unidos para el control de la piratería, pero lo está aplicando por igual a las embarcaciones.

Los importadores afectados están recomendando dejar de utilizar puerto Manzanillo como punto logístico, y de preferencia traer la mercadería asiática por el Canal de Panamá.

También analizan llevar el caso en la Organización Mundial de Comercio por la aplicación arbitraria de disposiciones sostenidas con terceros países.