Gremios de importadores paraguayos concurren esta mañana al Palacio de López para pedir que el gobierno proteste formalmente por las trabas argentinas. El asesor jurídico de la Presidencia, Emilio Camacho, recibirá a los empresarios porque el presidente Fernando Lugo hará oficina en la ex Caballería.

Camacho adelantó este martes a la mañana a los periodistas que los importadores “están muy preocupados” porque las permanentes trabas argentinas “obedecen fundamentalmente a reducir (desalentar el uso de) la bandera paraguaya”.

Preguntado qué podría hacer el Gobierno, contestó que se verá el historial de los decretos porque los importadores afirman que en algún momento se aplicó un decreto para contrarrestar las medidas restrictivas argentinas contra el Paraguay.

Los representantes de los importadores y, probablemente también de exportadores, se reunirán esta mañana (en horario a confirmar) con Camacho.

Más firmeza. Comentó que varios importadores reclaman al Gobierno mayor firmeza ante las reiteradas trabas argentinas. Pero Camacho dijo que su criterio personal es no abandonar la negociación bilateral con el Gobierno argentino aunque el Paraguay tiene todo el derecho del mundo de recurrir a instancias judiciales internacionales.

“Nunca hay que descartar la instancia internacional porque es un derecho, pero siempre es mucho más rápido, más eficaz, la solución a través del diálogo”, añadió. Uno de los problemas principales son las licencias “no automáticas” previas de importación para el ingreso de productos metalúrgicos terminados al mercado argentino, según la titular de la firma Alambra SA, Lic. María Torres de Benítez.