Guayaquil. La aplicación del impuesto a los plásticos ha generado alrededor de US$1 millón hasta el momento, en beneficio del sistema de reciclaje ecuatoriano, informó la ministra de Ambiente, Marcela Aguiñaga, tras resaltar el éxito de la medida.

Ecuador anualmente produce alrededor de 1.300 millones de botellas plásticas; sin embargo, de ese monto ni el 40% puede reciclarse, lo cual genera una afectación directa al medio ambiente, por el grado de contaminación y degradación, explicó.

La ministra resaltó que en tres meses de vigencia del llamado "impuesto verde" cerca de 50 millones de botellas han sido recicladas en los diferentes centros de acopio y recepción del producto.

Los recursos no terminan en las arcas fiscales, sino que van en el beneficio directo de quienes se dedican a esta actividad en el país, enfatizó la autoridad.

La cultura de la población también incide en que bota la basura en cualquier lugar en donde consume determinado producto. Eso está reflejado en la basura que se recoge de las playas y varios lugares que son protegidos por la biodiversidad que albergan.

“Para que ustedes sepan, de la recolección de basura en las playas encontramos tapas de cualquier bebida, cervezas y colillas de cigarrillos, que demuestra que son hábitos que tenemos de botar la basura luego de que consumimos”, explicó Aguiñaga.

Además recordó que la aplicación del tributo no ha perjudicado a la cadena de reciclaje y al contrario, quienes se dedican a esa actividad, han mejorado sus ingresos, aseveró.

Por ejemplo, el miembro de una asociación del sector de Juan Montalvo (zona marginal al noroeste de la ciudad), Carlos Andrade, detalló que sus ganancias se han incrementado en más del 100%.

“Anteriormente al día me quedaban US$3, que me servían para comer una vez al día con mi familia, ahora me quedan hasta US$8 o US$9 que con eso como decimos nosotros los pobres, ya paramos la olla, para dos comidas”, confesó.

La ministra de Ambiente anunció que las autoridades trabajan en la aplicación de otras políticas para el reciclaje de otro tipo de desechos, como el material ferroso.