Los ingresos corrientes del gobierno central panameño crecieron en un 17,8% durante el primer semestre del 2011, según el balance fiscal presentado.

Este renglón pasó de US$$2.047,1 millones durante los primeros seis meses de 2010, a ubicarse en US$2.424,5 millones en igual período de este año.

El flujo de dinero de mayor impacto en las finanzas del Estado proviene de los ingresos tributarios, reporta el periódico Panamá América.

El Impuesto de Transferencia de Bienes Muebles y Servicios (ITBMS) se ha convertido en el principal benefactor del Estado, sostuvo el economista Rolando Gordón.

Para el ministerio de Economía y Finanzas (MEF), las recaudaciones provenientes de las reformas fiscales proveen los recursos necesarios para ejecutar los programas de inversiones físicas y sociales de la actual administración.

En esta área, los impuestos recaudados presentaron un incremento de 28,8%, luego que los resultados se ubicaran en US$1.932,7 millones durante la actual vigencia fiscal.