Washington. Los planes de inversión de las empresas estadounidenses bajaron por sexto mes seguido en febrero, probablemente afectados por la fortaleza del dólar y la débil demanda global, mostró el miércoles un reporte del Departamento de Comercio.

La lectura podría hacer que los economistas reduzcan aún más sus estimaciones del crecimiento económico de Estados Unidos en el primer trimestre.

El departamento dijo que los pedidos de bienes duraderos, sin contar los segmentos de la defensa y las aeronaves, cayeron 1,4% el mes pasado tras una baja revisada de 0,1% en enero.

Los economistas esperaban un aumento de 0,3% para este indicador, conocido como pedidos subyacentes de bienes de capital.

Los pedidos de bienes duraderos en general -artículos de una amplia gama de rubros, desde tostadoras hasta aviones, con una vida esperada de al menos tres años- también bajaron 1,4%.

Los economistas habían previsto que los pedidos subyacentes de bienes de capital ascenderían 0,3% el mes pasado tras un aumento reportado anteriormente de 0,5% para enero.

Los pedidos subyacentes de bienes de capital subieron por última vez en agosto.

El gasto empresarial en bienes de capital se vio impactado por la fortaleza del dólar, que redujo las ganancias internacionales de las multinacionales.

Los precios del petróleo más bajos también actuaron como una carga, forzando a las petroleras a aplazar o reducir los proyectos de inversión.

Eso contribuyó a limitar el crecimiento económico en el primer trimestre.

Los economistas habían previsto que los pedidos subyacentes de bienes de capital ascenderían 0,3% el mes pasado tras un aumento reportado anteriormente de 0,5% para enero.

Los envíos de bienes de capital subyacentes, que se usan para calcular el gasto en equipos en la medición oficial del producto interno bruto, se elevaron 0,2% el mes pasado tras una caída revisada de 0,4% en enero.

Anteriormente se había reportado un aumento de 0,1% en los envíos de enero.

Debido a la revisión a la baja, los economistas podrían recortar sus estimaciones del crecimiento del PIB del primer trimestre, que actualmente oscilan entre un ritmo anual de 1,2% y de 2,0%.