Según la Unión Europea, “algunos indicadores económicos” en Bolivia dan cuenta de que la situación económica está mejor que en Europa, sin embargo, observa que una potencial crisis en Brasil podría tener consecuencias para el mercado de exportación nacional, particularmente en lo que se refiere a materias primas.

“Hasta ahora lo que se ha visto es que —francamente— Bolivia, en algunos indicadores, está mejor que nosotros en Europa”, afirmó el Embajador de la Unión Europea en Bolivia, Kenny Bell, al ser consultado, el jueves, sobre los posibles efectos de una crisis económica en Europa y sus consecuencias para el país, según un reporte de la agencia de noticias ANF.

Los indicadores, a los que se refiere Bell, son el Presupuesto General del Estado (PGE) para 2012, que incluye una proyección de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 5,5%, la inflación consolidada de 5%, una inversión pública de US$3.252 millones y el déficit fiscal previsto en 3,9%.

En 2011, la demanda interna tuvo una incidencia del 4,5% en el crecimiento del 5,2% del PIB; un factor que se hace evidente en el incremento de la demanda de los servicios básicos como agua y enegía eléctrica. Sin embargo, para el representante europeo, Bolivia “no sería inmune” a una crisis en Brasil, pero se pueden tomar medidas de previsión y —desde su punto de vista— Bolivia ya lo ha hecho, agrega ANF.