Sao Paulo. La confianza del consumidor brasileño aumentó en junio tras tres meses de caídas, mostró este lunes un estudio privado.

El Indice de Confianza del Consumidor (ICC) de la Fundación Getúlio Vargas (FGV) registró un alza del 2,3% en junio respecto a mayo, a 118 puntos.

La mejoría fue influenciada principalmente "por la moderación del pesimismo en relación a los meses siguientes", dijo la FGV en un comunicado.

El componente que mide la evaluación de los consumidores sobre la situación actual subió un 1%, a 138,6 puntos, mientras que el que sigue las expectativas avanzó un 3,2%, a 107,1 puntos.

"Las expectativas sobre la situación económica local en los meses siguientes, que en mayo habían sido las peores desde marzo del 2009, presentaron el mismo perfil de abril pasado", añadió la FGV.

El porcentaje de consumidores que prevé una mejoría aumentó a un 25,5% desde un 21,4% entre mayo y junio, mientras que el de los que esperan un empeoramiento de la situación disminuyó a un 19,4% desde un 21,6%.

El sondeo fue realizado entre el 1 y el 20 de junio en más de 2.000 hogares de siete capitales estatales de Brasil.