La economía de Estados Unidos tuvo en abril una ganancia neta de 165.000 puestos de trabajo y el índice de desempleo cayó una décima, hasta el 7,5%, el más bajo en cuatro años, informó el gobierno.

El informe del Departamento de Trabajo, que ajustó las cifras dadas antes para febrero y marzo, indicó que la economía estadounidense ha añadido un promedio de 208.000 empleos cada mes desde diciembre, comparado con un promedio de 138.000 empleos en los seis meses anteriores.

El índice de desempleo bajó aun cuando creció el número de personas en la fuerza laboral.

Todo el aumento del empleo el mes pasado se produjo en el sector privado que añadió 176.000 puestos de trabajo. Los servicios profesionales tuvieron una ganancia neta de 73.000 empleos; los bares y restaurantes de 38.000, y el comercio minorista agregó 29.000 empleos.

En el sector público hubo en abril una pérdida neta de 11.000 puestos de trabajo. El Gobierno, a nivel estatal, local y federal, ha reducido casi medio millón de empleos en los últimos cinco años.