Sala de Inversión.com Los datos de empleo que entregue el gobierno de Estados Unidos la próxima semana, serán claves para el desempeño de la rueda en Wall Street, sobre todo en el S&P500, que podría superar sus niveles máximos.

“Los inversores deberían comenzar a mirar cuáles son las expectativas y comentarios para los números mensuales de empleo, la tasa de desempleo, el reporte ADP, que antecede a las nóminas no agrícolas, que el mes pasado no fueron muy buenas y generó muchas preocupaciones - afirma Martín Perera, client trading services de Saxo Capital Markets -. Si bien se espera que no haya muchos cambios, habrá que ver de cuánto será la tasa de desempleo ya que el 7,50% actual está muy lejos del objetivo de 6,50% que tiene la Reserva Federal y que considera como adecuado para la economía”.

El reporte ADP de empleos de mayo se anunciará el miércoles 5 junio a las 8.15 (hora de Nueva York) y el informe sobre la situación de empleo se conocerá el viernes 7 de junio a las 8.30 (hora de Nueva York).

Estos datos serán de gran importancia para los mercados ya que podrían influir en el rumbo que tome la entidad presidida por Ben Bernanke sobre la política monetaria expansiva en el mediano plazo, en especial, en lo que respecta a las tasas de interés.

“Esto va a impactar en el debate que hay en la Fed, en los pasos a seguir, porque si los números son muy por encima de los esperado, se incrementa la generación de puestos de trabajo y la estabilidad de precios lo permite, podría llevarla a reducir la política monetaria expansiva – destaca el especialista -.

Se está discutiendo cómo salir de la estrategia monetaria expansiva si es en tres o cuatro meses, en un año o si hay que estar sujetos a lo que dicen, que hasta 2015 no va a tocar las tasas de interés. Esto es porque la economía está dando, de alguna forma, señales de recuperación, las ejecuciones de hipotecas están bajando, los balances de los bancos están mejorando, la gente tiene más para consumir, que es el 90% de la economía del país”.

Si los datos de empleo resultan alentadores, los mercados podrían reaccionar en forma positiva y llevar al índice S&P500 a continuar con su tendencia alcista y marcar nuevos máximos en las próxima semanas.

“El S&P500 está muy cerca de sus máximos de 1.687 puntos, por lo que recomendamos tener muy en cuenta el soporte situado en los 1.635, ya que la resistencia es el máximo. Si lo quiebra, podría haber más caídas y retrocesos y un rebote más grande del que se ha dado desde su techo. Todo está configurado para que el mercado siga al alza. Hay que esperar los datos de empleo, para ver si son muy diferentes a los esperados, porque eso va a mover el mercado de acciones”, concluye Perera.