Sao Paulo. La inflación al consumidor en Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, disminuyó en el período de cuatro semanas que concluyó el 7 de junio, luego que se desaceleraran los costos de los alimentos y el transporte, informó la fundación de estudios Fipe.

La Fundación Instituto de Investigaciones Económicas (Fipe), afiliada a la Universidad de Sao Paulo, indicó que su índice de precios al consumidor aumentó 0,08% en el período, frente al alza del 0,22% registrada en mayo.

La cifra se situó dentro de las expectativas de analistas, las que apuntaban a un aumento de entre 0,07% y 0,19%.

Los precios de los alimentos cayeron 0,43% en las cuatro semanas al 7 de junio, frente al incremento de 0,11% del período previo, mientras que los del transporte declinaron 0,20% respecto del descenso del 0,07% observado en mayo.

Dadas las recientes cifras de inflación que muestran señales de una aceleración, el banco central decretó tarde el miércoles un alza en la tasa de interés referencial Selic de 75 puntos base al 10,25% anual.