El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de Bolivia registró en junio un leve crecimiento intermensual, del 0,09%, impulsado por un alza en los valores de alimentos, dijo este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En mayo el IPC había subido apenas un 0,02%y en el primer semestre del año Bolivia acumuló una inflación de un 0,14%, de acuerdo al INE.

El incremento registrado en los precios del tomate, la carne de pollo y las arvejas fue el principal impulsor de la inflación del país mediterráneo, mientras que los valores de la papa, la zanahoria y la lechuga observaron caídas.

Bolivia cerró 2016 con una inflación de 4% y la proyección oficial para este año es de 5,03%.