Washington. Los costos laborales en Estados Unidos se mantuvieron moderados en el segundo trimestre por la debilidad de la economía, luego que el alto desempleo limitara la capacidad de los trabajadores para presionar por salarios más altos.

En el segundo trimestre, el índice del costo de empleo subió 0,5%, informó el viernes el Departamento de Trabajo. Los sueldos y salarios ascendieron 0,4%, mientras que los costos de beneficios de empleados aumentaron 0,6%.

Los economistas en Wall Street esperaban que el índice del costo de empleo ascendiera en el segundo trimestre 0,5%.

El aumento interanual fue del 1,8%, igual al ascenso en el período de 12 meses a junio del 2009.

Los sueldos y salarios representan 70% de los costos por compensación.

La debilidad de la economía ha mantenido bajos los costos de salarios y beneficios de Estados Unidos durante toda la recesión.

El alto desempleo, con una tasa de desocupación que el mes pasado se situó en 9,5%, está reduciendo el poder de los trabajadores para presionar por aumentos salariales.

Debido a que los costos laborales parecen moderados y no están presionando la inflación, la Reserva Federal, que se reunirá el próximo mes, puede dar soporte a la lenta economía con tasas de interés cercanas a cero.

La economía ha estado creciendo moderadamente durante gran parte del último año, pero los datos indican que la recuperación de la crisis perdió impulso hacia mediados de año.

Los datos del viernes mostraron que los ingresos de los trabajadores de los Gobiernos estatales y locales aumentaron 0,6% en el segundo trimestre. En el sector privado, los salarios y beneficios crecieron 0,5%.