Según el último Índice Global de Pensiones 2012, elaborado por la consultora Mercer, Dinamarca se posicionó a la cabeza del ránking con nota A, lo que lo convierte en el primer país en obtener esa categoría.

A nivel sudamericano, Chile se posiciona en el octavo lugar en el ranking general de sistemas de pensiones. Detrás se encuentra Estados Unidos, Polonia, Brasil, y Alemania. El indicador evalúa diversas variables sobre el funcionamiento de los mecanismos de retiro en diferentes países.

El índice, que apunta a revelar las deficiencias de los sistemas de pensiones y oportunidades de mejora, señala que el país cayó un puesto en el ranking en el último año.

Según este indicador, Chile tiene una mejor evaluación en temas de sostenibilidad e integridad, es decir, en los elementos que influyen en la gobernabilidad y confianza de los ciudadanos en el sistema de pensiones. Sin embargo, obtiene una puntuación menor temas de adecuación, que representa los beneficios que se entregan y las características de diseño.

“El hecho de que Chile haya bajado en el ranking es un llamado de atención a seguir trabajando en reformas y soluciones para mejorar nuestro sistema previsional”, afirmó Cristián Miranda, líder de Retiro, Riesgo y Finanzas de Mercer Chile.

1870

Chile obtuvo la categoría C+, grado intermedio que implica que cuenta con un sistema con características positivas, pero que también presenta grandes riesgos y defectos que deben ser abordados para mejorar su eficacia y sustentabilidad a largo plazo.

Para el caso de Chile, el informe sugiere cambiar el concepto tradicional acerca de la jubilación para que pase de ser un problema individual a uno colectivo, donde el Estado y los privados sean parte de una solución conjunta.

Una de las soluciones sugeridas es desarrollar planes de retiro privados complementarios a las cotizaciones obligatorias que realizan las AFP, con beneficios tributarios a las partes involucradas, que sirvan como incentivo para implementar y masificar esta práctica a nivel nacional.

El valor del puntaje obtenido por Chile podría incrementarse si:

- Se eleva el nivel de contribuciones para aumentar la tasa de remplazo.

- Se aumenta la edad de jubilación de la mujer a 65 años.

- Se introduce una edad mínima de acceso a los planes complementarios para asegurar que esos beneficios serán reservados para fines de retiro y jubilación.

- Se realiza una revisión continua de la pensión mínima para el pilar solidario.

- Se introducen medidas para proteger los intereses de ambas partes al momento de un divorcio.

- Se activa una jubilación gradual mientras se recibe una pensión definitiva.

En cuanto a los cambios mencionados sobre el sistema de pensiones en la reforma tributaria de este año, Cristián Miranda afirmó que “ésta es una oportunidad que debemos aprovechar para incentivar que las personas ahorren en APV el diferencial que se producirá de la renta líquida de los trabajadores y, de paso, motivar a los empleadores a que promuevan este ahorro colectivo”.

Características del estudio. El Melbourne Mercer Global Pension Index o Índice Global de Pensiones 2012 cuenta con información de 18 países, y cubre a más de la mitad de la población mundial. Es elaborado por la consultora Mercer y el Centro Australiano de Estudios Financieros, y financiado por el Gobierno del estado de Victoria.

Se basa en más de 40 indicadores agrupados en los subtemas de adecuación, sostenibilidad e integridad, donde cada país recibe una puntuación entre 0 y 100.

Adecuación: Los países que cuentan con un buen nivel de adecuación son aquellos que tienen un sistema de pensiones por encima de la base del promedio para aliviar la pobreza, un buen precio neto de sustitución de la fuente de ingresos medios, un sistema que requiere que los beneficios se tomen como fuente de ingresos, entre otros.

Sostenibilidad: Los países que cuentan con un buen nivel de sostenibilidad son aquellos que tienen una buena cobertura en su sistema de pensiones, un alto nivel de activos de los fondos de pensiones respecto del PIB, un nivel de contribuciones obligatorias, y un nivel relativamente bajo de deuda pública.

·Integridad: Los países que cuentan con un buen nivel de integridad son aquellos que tienen la presencia de regulaciones integrales que garantizan el buen gobierno y la disponibilidad para una buena comunicación entre los miembros. Se consideran elementos que influyen en la gobernabilidad del país, así como también se evalúan las operaciones que afectan el nivel de confianza que los ciudadanos tienen en su sistema previsional.