Tokio. El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró a la baja este lunes tras ceder unas fuertes ganancias intradiarias obtenidas después de la intervención de las autoridades japonesas para cortar la persistente fortaleza del yen.

Los inversores optaron por recoger ganancias al considerar que el yen no seguirá débil durante mucho tiempo.

Grandes fabricantes como Honda, Toshiba Corp y Panasonic cayeron antes de que presenten sus resultados una vez cerrado el mercado.

Las tres empresas han sufrido los efectos de la apreciación del yen así como de las inundaciones en Tailandia, donde tienen centros de producción.

Las autoridades japonesas intervinieron en el mercado de divisas para contrarrestar a los especuladores que provocaban la subida de la moneda y amenazaban con descarrilar la recuperación económica tras el terremoto del mes de marzo, dijo el ministro de Finanzas, Jun Azumi.

El Nikkei cerró con una baja de 62,08 puntos, un 0,69%, a 8.988,39 tras abrir a 9.011,18 y oscilar entre 8.988,39 y 9.152,39.