Pekín. El dato oficial de gerentes de compras de China (PMI) subió inesperadamente en marzo a 53,1 puntos, su máximo nivel en 11 meses, informó el Gobierno este domingo, debido a que una fuerte demanda impulsó nuevos pedidos y nuevos pedidos de exportaciones para las fábricas locales.

Analistas pronosticaban que el PMI, un indicador antecedente del enorme sector fabril chino antes de la divulgación oficial del dato de producción industrial, caería a 50,5.

El sub-índice de nuevos pedidos subieron a 55,1 en marzo desde 51 puntos en febrero, dijo la Oficina Nacional de Estadísticas, mientras que el sub-índice para pedidos de nuevas exportaciones subió a 51,9 puntos, desde los 51,1 de febrero.

La última lectora del PMI sugiere que las fábricas chinas no están tan aproblemadas como indicaban algunos informes.

El índice PMI Flash del Banco HSBC divulgado la semana pasada había mostrado que la actividad fabril se desaceleraba por quinto mes consecutivo en marzo debido a que nuevos pedidos cayeron a niveles mínimos en cuatro meses.