Río de Janeiro.  La industria brasileña prevé pérdidas de 66.800 millones de reales (US$20.250 millones) por los nueve días festivos nacionales y los tres puentes que habrá en 2017, según un informe divulgado este miércoles.

Los datos, presentados por la Federación de las Industrias del Estado de Río de Janeiro (Firjan), suponen pérdidas que equivalen al 4,4% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, la mayor cifra desde 2008.

Las pérdidas podrían ser aún mayores debido a que el estudio no incluye los festivos regionales ni municipales.

La Firjan anunció que los descansos en la industria provocarán una pérdida en la recaudación tributaria del gobierno. Apenas en impuestos, la afectación sería de unos 27.600 millones de reales (US$8.400 millones).

La Federación sugirió que los festivos que caigan entre semana se muevan a lunes o viernes, y que en los meses en los que hay más de un festivo, que se festejen un mismo día, para preservar el número de días útiles.

El comercio minorista prevé pérdidas de unos 10.500 millones de reales (US$3.200 millones) con las festividades en 2017, según un informe de la Federación de Comercio de Bienes, Servicios y Turismo del estado de Sao Paulo.

La cifra es 2% mayor que la proyectada en 2016, al haber un festivo más.