La producción de la industria japonesa creció más de lo esperado en enero y las fábricas esperan nuevas alzas, aumentando la confianza en que el sector logrará volver al nivel previo al terremoto de marzo del año pasado.

El Gobierno mejoró su panorama el miércoles al decir que la producción industrial estaba mostrando signos de repunte. En tanto, un sondeo reveló que el ritmo de recuperación sería modesto, ya que persisten la fortaleza del yen y la incertidumbre por la crisis europea.

La industria creció un 2% en el primer mes del año, superando la mediana de un alza del 1,5% proyectada en un sondeo de Reuters.

Los pronósticos de los industriales para febrero y marzo apuntan a que el indicador está listo para regresar a los niveles vistos antes del terremoto y del tsunami de marzo de 2011.

Eso debería llevar tranquilidad a las autoridades, que buscan reactivar la economía tras la contracción sufrida a fines del año pasado y tras el terremoto y las posteriores inundaciones en Tailandia.

"Las últimas cifras aumentan las expectativas de que las ganancias corporativas mejorarán conforme el freno en el alza del yen y la recuperación global permiten a las empresas aumentar la producción", dijo Naoki Murakami, economista jefe de Monex Securities.

Las automotrices y los fabricantes de cámaras y equipos para comunicaciones impulsaron la producción más que otros, al recuperarse de los problemas en la cadena de suministros.

Los industriales consultados por el Gobierno estiman que la producción crecerá un 1.7% tanto en febrero como en marzo, según las cifras publicadas el miércoles por el Ministerio de Economía.

En un sondeo, la firma Markit dijo que su índice de gerentes de compras del sector manufacturero mostró que la actividad moderó levemente su marcha en febrero, en una señal de que la recuperación de la industria será modesta