A pesar de su continua recuperación, el sector industrial ha mostrado en los últimos años un ritmo de crecimiento moderado y las perspectivas para el 2012 mantienen una tendencia similar.

“Somos optimistas. El nuevo gobierno tiene la oportunidad para hacer que el 2012 sea un bueno año, a pesar de los problemas que se vislumbran en la economía mundial. Nuestra expectativa es que la actividad industrial crezca 3% mínimo el próximo año”, enfatizó Andrés Castillo, presidente de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG).

“El sector industrial continúa recuperándose, aunque no al ritmo que necesita el país para tener un mayor grado de industrialización y de desarrollo, pero hay una oportunidad”, dijo Castillo.

De acuerdo con las cifras de la CIG, que agrupa empresas de manufactura, minería, generación de energía eléctrica y de telefonía, este sector aporta al Producto Interno Bruto (PIB) cerca de un tercio de la actividad económica del país.

Los más dinámicos. En esa línea, el presidente de la CIG señaló que las actividades que mayor impulso registraron en el 2011 son minería, que creció 14%; la industria manufacturera, con 4%; la intermediación financiera, seguros y fianzas, con 5%; y el resto está abajo del promedio del PIB estimado en 3,8% por el Banco de Guatemala.

“Dentro de las manufacturas, la actividad de mayor dinamismo es la industria de alimentos y bebidas, seguido por textiles, vestuario y calzado, y en tercer lugar caucho y plástico”, refirió Castillo.

La tasa promedio de crecimiento de las manufacturas en los últimos cuatro años es de 1,8%; la de telecomunicaciones, 6%; y la de minería, 3,5%, según la CIG.

“Es importante mencionar que la actividad de telecomunicaciones mantiene una tasa mayor que el promedio de la economía”, expuso Castillo.

Perspectivas. A pesar de sus proyecciones conservadoras, el sector industrial mantiene expectativas positivas para el próximo año, impulsado principalmente por el cambio de gobierno.

En opinión de Carlos González, analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), en el 2012 podría haber una desaceleración en la economía.

“Todos los sectores tomarán una nueva dinámica. Se esperaría que la industria mantenga un crecimiento positivo, aunque posiblemente por debajo de lo registrado en el 2011”, indicó González.

Según el analista, las expectativas sobre la evolución de la economía mundial, pero particularmente del comportamiento del crecimiento de los principales socios comerciales de Guatemala —EE.UU. y Centroamérica—, incidirán en gran medida en la evolución de la inversión en el sector industrial.

“Guatemala debe ver el 2012 como el puente para pasar de los malos presagios de la economía internacional, como lo hizo en el 2009, hacia la senda del crecimiento”, consideró González. “La minería y la generación de energía eléctrica con fuentes renovables son actividades con potencial de desarrollo para el sector industrial”, aseguró Castillo.