La industria siderúrgica de China volvió a obtener beneficios en el primer trimestre de 2013 tras haber sufrido pérdidas en el mismo período del año pasado, informó este sábado la Asociación Siderúrgica de China (ASC).

Las compañías grandes y medianas del sector registraron una leve mejoría en los tres primeros meses de 2013, en que los ingresos por ventas crecieron 0,94% interanual para ubicarse en 875.850 millones de yuanes (US$140.800 millones), según los datos divulgados por la ASC.

Los beneficios de esas empresas miembro de la ASC sumaron 2.490 millones de yuanes entre enero y marzo de este año, con un margen de ganancias de 0,28%, frente a 1.030 millones de yuanes en pérdidas registradas en el mismo lapso de 2012, según la misma fuente.

Aún así, 34,9% de las 272 firmas miembro declararon pérdidas en el primer trimestre. Sólo en marzo, 45,3% de las compañías del sector estaba en números rojos, lo que ha sido provocado por el aumento de fuerte competencia a causa del exceso de capacidad de producción, subrayó Zhu Jimin, vicepresidente ejecutivo de la ASC.

La producción de acero continuó aumentando en el primer trimestre en China, donde la producción nacional equivale a la del resto del planeta combinada.

De enero a marzo, la producción de acero crudo se incrementó en 9,1% interanual para llegar a 191,89 millones de toneladas, la de hierro fundido se amplió  7,6% interanual para situarse en 178,23 millones de toneladas y la de acero laminado experimentó un alza interanual de 12,3% hasta las 245,51 millones de toneladas.

La producción diaria media de acero crudo registró un nuevo máximo con 2,13 millones de toneladas.

"Las cifras han expuesto muchos de los problemas a los que se enfrenta el sector siderúrgico", opinó Zhu, haciendo hincapié en el exceso de oferta en el mercado, la acumulación de existencias y el aumento de casos de fricción comercial con países extranjeros.

El exceso de capacidad es un problema persistente desde hace tiempo en esta industria altamente contaminante y energéticamente ineficiente, ya que en general los gobiernos locales prefieren aumentar la magnitud de las compañías para estimular la economía.

Alrededor de 44% de las empresas miembro de la ASC están ubicadas en el norte del país, que abarca Beijing, la capital, la municipalidad de Tianjin, las provincas de Hebei y Shanxi, y la región autónoma de Mongolia Interior.

La producción de acero crudo en China totalizó 716,54 millones de toneladas en 2012, con una subida del 3,1 por ciento, 5,8 puntos porcentuales menor que la del año anterior.