Madrid. El Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmó este jueves que la economía española entró nuevamente en recesión a principios de año, en línea con los datos preliminares adelantados por el Banco de España y del propio INE.

Según la oficina española de estadística, el Producto Interno Bruto (PIB) bajó un 0,3% intertrimestral entre los meses de enero y marzo tras una caída idéntica en el trimestre anterior.

En términos interanuales, la economía cayó un 0,8% frente a un crecimiento del 0,3% del cuarto trimestre.

Según el INE, en el primer trimestre se ha intensificado la contracción de la inversión en capital fijo, mientras que el gasto en el consumo se mantuvo sin cambios.