Lima, Andina. La desaceleración de la economía que se reflejó hasta abril responde, en parte, a un efecto estadístico, pues en el 2010 se registraron tasas mensuales de crecimiento muy elevadas y se convierte en un reto superarlas, señaló este miércoles el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

La actividad económica creció 7,35% en abril, nivel inferior a los verificados en los meses precedentes de enero (10,04%), febrero (8,24%) y marzo (7,73%).

El jefe del INEI, Aníbal Sánchez, precisó que el crecimiento de abril del 2010 fue bien alto con 9,26%, y el hecho de haber crecido 7,35% en abril del 2011 es bastante relevante.

“En general, nos encontramos frente a tasas mensuales de crecimiento elevadas del 2010, por lo que nos encontramos con pisos altos de vencer”, dijo.

Mencionó que el sector Construcción (creció 0,10% en abril del 2011) es el que lidera la desaceleración de la actividad económica.

“Es evidente que se observa una desaceleración del sector Construcción, que el año pasado creció a niveles mensuales por encima de 20%, frente a 0,1% de abril último”, anotó.

Agregó que la actividad constructora arrastra a otros sectores como servicios y comercio.

Sánchez precisó que el sector construcción tiene un peso de 5% en la producción global.

Además no descartó que el proceso electoral que tuvo el Perú haya tenido alguna influencia en el desempeño de la economía, especialmente en abril.

“De todas maneras abril fue un mes de elecciones y se trata del destino del país, por lo que de todas maneras genera incertidumbre”, anotó.

Mencionó que muchas actividades empresariales estaban a la expectativa de iniciar proyectos una vez definido el escenario electoral y ello se reflejará en las cifras, especialmente en la actividad constructora.

Sánchez, señaló, no obstante, que el crecimiento desestacionalizado en abril en el Perú fue positivo en 0,59%.