Brasil registró una inflación de 1,27% en enero pasado, para acumular 10,71% en los últimos doce meses y reportar el mayor valor para un mes desde noviembre de 2003, informó el IBGE.

El estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) indicó en su informe que la inflación fue 0,31% más alta que en diciembre y 0,03% respecto a enero de 2015.

En 2015, la nación sudamericana registró un valor inflacionario de 10,67 por ciento, el mayor desde 2002, y muy por encima de la meta oficial del gobierno de 4,5%.

Los sectores que aumentaron en mayor medida sus precios fueron alimentos y bebidas, además de transportes con 2,28% y 1,77%, respectivamente.

El alza en los precios coincidió con la recesión económica que vive Brasil, lo que a su vez ha provocado un aumento en la tasa de desempleo, debilitado el consumo y restringido el crédito.

De acuerdo con la estimación de analistas privados consultados semanalmente por el Banco Central (BC) de Brasil, el Producto Interno Bruto (PIB) disminuirá otro 3,01 por ciento en 2016 y la inflación llegará a 7,26%.

En 2015, la economía más grande de América Latina decreció 3,7 por ciento según las estimaciones previas al reporte oficial de marzo próximo.