Santiago. La inflación alimentaria de América Latina y el Caribe alcanzó el 1,2% en septiembre pasado, 0,4 puntos porcentuales más que en agosto y uno de los valores más elevados de 2014, informó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En su informe mensual de precios, la FAO indicó que el precio de la carne aumentó en el noveno mes del año e incidió en el alza de la inflación alimentaria, mientras que el precio de la papa se redujo en varios países de la región.

Durante septiembre se registraron caídas en el precio de los alimentos en Costa Rica (0,5%), El Salvador (0, %), Honduras (0,2%) y Nicaragua (0,7%).

Por el contrario, la inflación alimentaria creció en Guatemala (0,2%), México (1,0%), Panamá (0,7%) y República Dominicana (0,7%).

De los países observados en América del Sur durante el mes de septiembre, Bolivia y Paraguay presentaron menores tasas de inflación alimentaria en comparación con el mes anterior, con una caída del 1,6% y el 0,6%, respectivamente.

En Ecuador, la tasa se mantuvo sin variación y los precios de los alimentos aumentaron en Argentina (1,1%), Brasil (0,8%), Chile (2,1%), Colombia (0,2%), Perú (0,4%) y Uruguay (1,8%).