Excelsior.com.mx La inflación anual al cierre de mayo se ubicó en 3,51%, lo que significó un aumento marginal respecto de abril cuando los precios se situaron en 3,50%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó una disminución mensual de 0,32% en mayo, mientras que el mercado esperaba un descenso de 0,35%; en abril pasado los precios bajaron 0,19%. Con ello, el aumento anual de precios tocó su piso.

James Salazar, analista económico de CI Banco, explicó a Excélsior que la caída de la inflación de mayo se explica principalmente por la entrada en vigor de tarifas eléctricas subsidiadas de verano, las cuales se aplican en 10 principales ciudades del país. Esto ocasiona que tradicionalmente en mayo se registre una inflación negativa, enfatizó.

Salazar expuso que para los próximos meses se vislumbran mayores presiones en precios, una vez que se empiece a registrar un crecimiento económico más dinámico, ya que habría un mayor consumo y aumento de presiones en los precios.

“Muy probablemente para la segunda mitad del año estaríamos viendo rebotes en la inflación; abril, mayo y quizás junio, fueron meses de más baja inflación, pero ya a partir de la segunda mitad del año y particularmente para el último trimestre, estaríamos viendo que los precios se apegarán al 3,90%”, agregó el analista de CI Banco.