México DF. La inflación anual de México se moderó hasta la primera mitad de marzo ubicándose debajo de la meta del banco central, pese al incremento de algunos precios como el de la gasolina de bajo octanaje y el tomate, según datos publicados el martes por el instituto de estadísticas, INEGI.

El índice de precios al consumidor de México creció 2,97% a tasa anual frente al 3,89% que anotó en el mismo periodo del año anterior.

La cifra también resultó menor al estimado de 3,03% de un sondeo de Reuters entre analistas.

La meta de inflación del banco central de México es de 3,0%, más o menos un punto porcentual.

Durante la primera quincena de marzo el índice general avanzó 0,18% con respecto a la quincena inmediata anterior, agregó el INEGI.

En tanto, la inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina artículos de alta volatilidad, fue del 0,15% entre el 1 y el 15 de marzo, agregó.

A tasa anual, la inflación subyacente fue de 2,42%.