Buenos Aires. Los precios al consumidor de Argentina subieron menos de lo esperado en septiembre, encabezados por aumentos en los costos de alimentos y bebidas, además del entretenimiento.

La inflación medida por el índice de precio al consumidor se incrementó un 0,7% en septiembre frente al mes anterior, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). La tasa de inflación anual se mantuvo sin variación frente al 11,1% observado a fines de agosto.

La lectura fue levemente inferior a la mediana de las estimaciones de nueve economistas consultados por Dow Jones Newswires de un incremento del 0,8%.

La veracidad de la cifra de inflación de Indec ha sido puesta en duda desde que el ex presidente Néstor Kirchner realizó cambios de personal en la agencia en 2007. El gobierno de la presidenta Cristina Fernández, la esposa del ex mandatario, niega en forma sistemática las acusaciones de manipulación de datos.

Sin embargo, economistas del sector privado estiman que la inflación anual se ubica en la actualidad por encima del 20% debido al alto gasto del gobierno, una economía en auge que según el banco central podría crecer hasta un 9,5% este año, y aumentos salariales de más del 20% para muchos empleados de los sectores público y privado.