La Paz. El índice de precios al consumidor (IPC) en Bolivia acumuló 3,05% en los seis primeros meses de este año, más de la mitad de la meta de 5,5% fijada por el Gobierno para este año, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La inflación se situó en un 1,21% en junio, la más alta registrada en lo que va del año, mientras que la variación de los últimos doce meses llegó a 7,33%, según un reporte del INE.

El INE explicó el aumento de junio por el alza de los precios de la cebolla, la patata, la carne de pollo, el tomate y la carne de res, mientras que bajaron los costos de frutos cítricos y la lechuga, entre otros productos.

La variación positiva del mes pasado se debió principalmente al incremento de los precios en los capítulos de alimentos y bebidas no alcohólicas, restaurantes y hoteles y muebles, bienes y servicios domésticos, agrega el reporte.

En 2013, la inflación cerró en un 6,48% y para este año, la previsión oficial es que llegue a un 5,5%, mientras que se proyecta un crecimiento de un 5,7% del producto interior bruto (PIB).