Sao Paulo. El índice de inflación más amplio de Brasil se desaceleró en junio frente a mayo debido a la caída de los precios de los alimentos y el transporte, en lo que podría ser la más reciente señal de que el fuerte ritmo de crecimiento del país podría estar enfriándose.

El llamado Índice General de Precios de Mercado (IGP-M) de Brasil se elevó 0,85% en junio, menos que 1,19% de mayo, que fue la mayor lectura en dos años, dijo la Fundación Getulio Vargas (FGV), que elabora el estudio.

Se esperaba que el IGP-M, en el que los precios mayoristas tienen una fuerte incidencia, subiera 0,83%, de acuerdo a la mediana de los pronósticos de 16 economistas consultados por Reuters. Las estimaciones fluctuaron entre 0,76% y 0,95%.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC), que tiene un peso de 30% en el indicador, cayó 0,18% en junio tras un alza de 0,49% en mayo, debido a una reducción del precio de los alimentos, que cayeron 1,36%, frente a un aumento del 0,56% el mes previo.

El Índice de Precios Mayoristas (IPA, por su sigla en portugués), con una incidencia de 60% en el indicador general, subió 1,09% en junio, menos que el incremento del 1,49% de mayo.

Los precios de los bienes fabricados, uno de los principales artículos del IPA, cayeron 0,42%, mientras que los de las materias primas saltaron 5,83%, dijo la Fundación Getulio Vargas.

A su vez, el Indice Nacional de Costos de la Construcción (INCC) subió 1,77%, desacelerándose frente al aumento de 0,93% en mayo.

Los indicadores para materiales, servicios y costos de mano de obra subieron dentro de esta categoría.

En días recientes, algunos economistas han señalado el aumento en la tasa de desempleo urbano y la moderación en las expectativas de inflación como evidencias de que el fuerte crecimiento económico se estaría enfriando.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil creció 9% interanual en el primer trimestre, el mayor crecimiento desde al menos 1996.

Los temores al surgimiento de presiones inflacionarias llevaron a los consejeros del Banco Central a elevar la tasa de interés referencial, Selic, de 9,5% a 10,25% este mes, luego de un incremento similar en abril.

El Banco Central, que usa el Indice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA), calculado por el IBGE, como guía al momento de establecer la tasa de interés, tiene una meta anual de inflación de 4,5% para 2010, con una tolerancia de dos puntos porcentuales para arriba o para abajo.