La tasa anual al consumidor de China se aceleró a 2,0% en agosto desde un avance de 1,8% en julio, su mínimo nivel en 30 meses, mostraron datos oficiales divulgados el domingo.

Ese resultado deja a las autoridades bastante espacio para tomar medidas adicionales si es necesario para estimular el crecimiento.

Economistas consultados por Reuters pronosticaban que la inflación china se aceleraría a 2,0% en agosto.

La Oficina Nacional de Estadísticas dijo que el índice de precios al productor de China cayó 3,5% en agosto respecto al año anterior, que se compara a estimaciones de un declive de 3,3%.

Agosto fue el sexto mes consecutivo de deflación en los precios al productor, lo que afecta las ganancias corporativas y apuntala expectativas de que la inflación al consumidor se mantendrá contenida en los próximos meses.

Se prevé ampliamente que el Banco Central chino aliviará aún más su política monetaria, tras recortar las tasas de interés dos veces desde junio y reducir el encaje bancario tres veces desde noviembre de 2011.