El gobierno argentino reportó una inflación de 3,1% para junio, en el segundo índice que difunde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) en siete meses tras la "emergencia estadística" declarada en diciembre pasado.

Debido a que el organismo no validó las cifras de junio de 2015, no se informó ahora el incremento interanual ni la variación semestral.

Los mayores incrementos, según el informe oficial, se registraron en los rubros de vivienda y servicios básicos (7,1%), atención médica (7%) y alimentos (3,2%).

En diciembre, al asumir el cargo, el presidente Mauricio Macri dispuso la "emergencia estadística" por considerar que el anterior gobierno había maquillado los datos del costo de vida en el país.

Por otra parte, el ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso de Prat-Gay, señaló el martes que es probable que el Gobierno no alcance la meta de inflación de 25% anunciada para 2016. Dijo que ese valor podría alcanzarse en marzo próximo.