Los precios minoristas de Argentina habrían subido un 1,6% en agosto, alentados por incrementos en medicina prepaga, vivienda y alimentos, según el promedio de estimaciones de un sondeo de Reuters publicado el lunes.

El relevamiento entre cinco analistas locales y seis extranjeros arrojó una mediana con un incremento del 1,6% para el Índice de Precios al Consumidor (IPC) correspondiente al octavo mes del año.

"En agosto (el IPC) creció 1,6%, impulsado por 'Atención médica y gastos para la salud', 'Equipo y mantenimiento del hogar' y 'Vivienda y servicios básicos'. Además también hubo un alza significativa en 'Alimentos y Bebidas'", afirmó la consultora Ecolatina.

Las proyecciones de los analistas oscilaron entre una inflación mínima de 1,2% y una máxima de 1,9%.

"A nivel nacional la variación (del IPC) será menor, seguramente, alrededor de 1,5%", dijo la consultora Estudio Bein.

Los analistas consultados realizan su medición en base a datos relevados en la ciudad de Buenos Aires y alrededores, la cual se considera la inflación más alta del país, mientras que el Gobierno informa tanto el IPC a nivel nacional como también el índice para la región metropolitana y suburbios.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) dará a conocer el dato oficial de inflación el martes por la tarde.