Sao Paulo. La inflación anual de Brasil se desaceleró en el mes hasta mediados de noviembre, pero aún se mantuvo por sobre el techo del rango de la meta del Banco Central, mostraron datos oficiales divulgados este miércoles.

Los precios al consumidor subieron un 6,69% en los 12 meses hasta mediados de noviembre, por debajo del incremento del 7,12% en el año hasta la mitad de octubre, gracias a una mejor base de comparación con el año pasado.

En la medición mensual, los precios aumentaron su ritmo de incrementos, impulsados por los costos de los alimentos y de la vestimenta, lo que remarca las persistentes presiones inflacionarias incluso cuando la mayor economía de Latinoamérica se desacelera con fuerza tras una reciente bonanza.

El referencial Indice Nacional de Precios al Consumidor Amplio de Brasil se elevó un 0,46% en el mes que culmina el 15 de noviembre, dijo el estatal Instituto Nacional de Geografía y Estadística (IBGE).

En el mes terminado el 15 de octubre, el índice había subido un 0,42%.

El mercado esperaba que el índice subiera un 0,47% hasta mediados de noviembre, según la mediana de los pronósticos de 23 economistas consultados por Reuters. Las estimaciones para el alza del IPCA fluctuaron entre un 0,40% y un 0,50%.

La economía de Brasil creció un 7,5% el año pasado, su mayor ritmo en 24 años y una de las mayores tasas entre grandes economías, lo que ha mantenido la presión sobre los precios al consumidor este año.

La inflación de 12 meses rompió el techo del rango de meta del Banco Central de un 6,5% en abril y desde entonces se ha mantenido por sobre ese nivel.

Crecimiento Paralizado. El presidente del Banco Central, Alexandre Tombini, ha dicho que la inflación de 12 meses seguirá desacelerándose en los próximos meses y el banco ha reducido la tasa de interés por el temor a que una desaceleración económica global arrastre a la economía brasileña.

Un alto funcionario del Ministerio de Hacienda dijo este martes que la economía de Brasil probablemente no registró crecimiento en el tercer trimestre.

El Banco Central ha recortado un punto porcentual completo la tasa de interés referencial, Selic, desde agosto, ubicándola en su actual 11,5% anual.

La autoridad monetaria tiene una meta de inflación de un 4,5% anual para este año, con una tolerancia de más o menos dos puntos porcentuales.

El Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central se reunirá una vez más este año para decidir sobre el nivel de la tasa de interés, el 29 y 30 de noviembre.