Sao Paulo. Los economistas consultados semanalmente por el Banco Central de Brasil prevén que la inflación cerrará este año en el 5,32%, levemente por debajo de la tasa de 5,33% proyectada anteriormente, reveló este lunes el sondeo Focus.

Para el 2011, los analistas estimaron una tasa de inflación del 6,55%, apenas una décima por encima de lo calculado en el sondeo de la semana anterior.

En tanto, la economía habría crecido un 2,87% en el año que pasó, según las previsiones de los economistas consultados. Esta cifra marca una fuerte desaceleración respecto del 2010.